18.1.05

¿¿Fin del terrorismo de ETA??

La ilusión nos había llegado, casi teníamos las esperanzas perdidas, pero en 48 horas nos han hecho pensar en la PAZ, en no más bombas ni tiros en la nuca, por fin se callaban las armas para dar paso a la palabra. Había quienes defendían el proceso del diálogo pero sin renunciar a las armas, sin condenar la violencia, y la forma que tienen de rubricar esta 'forma de negociar' es haciendo saltar un coche bomba sin preocuparse de si se llevan la vida de alguien por delanta.

¿Cómo es posible que Otegi sea capaz de apelar al diálogo y no condenar los atentado ni la violencia, y los terroristas suscribir sus palabras envenenadas con una bomba?. ¿Alguien puede entender que se actúe así?.

Pero no solamente estos días tenemos estos comportamientos inhumanos, tenemos a ERC que tras la reunión de Zapatero con Rajoy dicen que no se puede negociar nada con el PP, porque no se puede tender hacia la derecha, que sólo se puede negociar con ellos. ¿Con qué espíritu democrático hablan estos supuestos demócratas? ¿No se dan cuenta que si su forma de actuar es negarse a negociar con la derecha -curioso cuando han promovido negociar con terroristas- cualquier tipo de tema es promover una actitud fascista?.

La verdad, tras los continuados ataques del PP desde que perdieron y no lo reconocieron crispando la sociedad como política válida para obtener votos de apoyo, la actitud de ERC tendiendo al autoritrismo y casi indescribible la actitud de los simpatizantes del terrorismo como Otegi, quien se mantiene en el centro de todas las iras, escuchando y no saliendo de sus casillas, para quienes creen que ZP no sabe por dónde va ni cómo se hacen las cosas, tenemos que reconocer que su actitud es la más natural y conciliadora. Habla con unos y con otros, si se tiene que poner enérgico contra ETA lo hace, y también se anima a negociar con los adversarios porque tiene confianza en lo que hace, y apoyo, que eso es muy importante y real. De verdad que en estos tiempos tan revueltos, tener a ZP dirigiendo el gobierno es una suerte tremenda que sólo el tiempo nos hará reconocer. Porque de estar gobernando un partido más autoritario y cerrado en sí mismo, vendido a unos ideales trasnochados, tendríamos muchos más problemas en la sociedad y no habriamos sentido la esperanza de que la PAZ podía llegar, casi la teníamos a mano, faltaba muy poco....
Publicar un comentario