16.12.04

Carod, Madrid 2012 y el cava catalán.

Con la visíón que da la lejanía temporal podemos analizar un poco mejor la impresión producida por la declaración de Carod Rovira sobre su falta de apoyo a la candidatura madrileña para el 2012.

Todo surge tras la rabieta de este señor por no admitirse a la federación catalana de hockey sobre patines para entrar a formar parte como si fuera una selección nacional y pode rcompetir a nivel nacional. Si, digo rabieta porque es eso, una rabieta de niño pequeño: "si no me dejas tu juguete no te ajunto". "Pues lo mismo, si no admiten la federación catalana no apoyamos a Madrid para el 2012".

Sin pensar en la repercusión de este acto lanzó la andanada infantil y pretender caer simpático a todo el mundo. Si su postura fuera la siguiente, tras la negativa a la defedaración catalana: "no la han admitido pero lo importnates es el deporte y estmaos a favor de Madrid 2012", hubiese quedado como caballero y, sobre todo, se le pudiera haber escuchado e intentado comprender en sus reivindicaciones. Pero su salida de tono, porque está politizando el deporte, con el mal ejemplo que eso genera y la consiguiente confrontación, ha tenido un efecto negativo para sus propósitos.

El boicot que fomentaba se vuelve contra Cataluña, pagando justos por pecadores, al negarse mucha gente y muchas empresas a consumir productos catalanes. Mala solución tiene, por mucho que intenten rectificar con buenas palabras. Si Carod da marcha atrás y apoya a Madrid disculpándose, todavía está a tiempo de que su imagen como político no siga dañanado la credibilidad de los políticos que los ciudadanos tenemos sobre ellos. Si realmente cree en lo que mencionaba la república, eso de "el poder del pueblo", pues que empiece por actos de contrición para salir de este entuerto.

Si Madrid no sale elegida por su culpa, -muchos le culparán-, sale perdiendo también Cataluña, porque muchos productos que se consumen en la capital provienen de empresas catalanas. Tenemos un ejemplo: en una olimpiada se hace millones de fotografías. La empresa Fuji Film puede ser la número 1 en España en fotografía. Si las olimpiadas van a otro país, se dejarán de hacer esas fotos, es decir, muchos comercios fotográficos no comprarán a Fuji Film-Barcelona, y las pérdidas serán para todos. Es un sólo ejemplo que explica muy bien el daño de Carod Rovira a todos con sus errónea frase.

Una vez más tendremos que mantener encendida la llama de la cordura para confiar en ella como solucionadora de metedura de pata de gente que no razona a fondo sus comunicados.

Un ejemplo de lo que menciono
Publicar un comentario