11.6.08

No a las 65 horas semanales

Es completamente absurdo implantar 65 horas semanales de trabajo, por muchas razones. Actualmente estamos hablando de conciliar la vida laboral con la familiar, con esas 65 horas de trabajo los trabajadores van a tener que llevarse a las familias al trabajo para poder hacer esa conciliación. Pero también porque el trabajo es un bien escaso, y es mejor repartirlo que acapararlo en unos pocos, eso hace que la economía crezca, esto es indiscutible, si todo el mundo tiene trabajo crece la economía, crece la calidad de vida, el PIB, etc.

Por eso me sumo a la campaña contra la ampliación de horas de trabajo, no sin pedir también que las que se trabajan ahora sean lo más productivas, pero no por coincidir con el análisis del PP, sino porque las condiciones de trabajo se pueden mejorar mucho y ello conllevaría a la mejora sustancial en la productividad.

Parece que hay que recuperar las viejas canciones que hablaban de los trabajadores explotados:

No madrugaría tanto - si el sol fuera jornalero
No madrugaría tanto, que andaría más ligero...

Ya se está poniendo el sol - ya hacen sombra los terrones
y el bolsillo de los amos está dando tiritones...

Ya se está poniendo el sol - ya se debiera haber puesto
para el jornal que ganamos, no es menester tanto esfuerzo...

De segar de los secanos,
ya vienen los segadores de segar de los secanos,
de beber agua de aljibe, toda llena de gusanos.

De recoger la cebada,
venimos los segadores de recoger la cebada,
venimos a darle el voto al Marqués de la Calzada.

Lo que cuesta el trabajar,
si cuatro pillos supieran lo que cuesta el trabajar,
no abusarían del pobre ni tampoco del jornal.

De segar de la Losilla,
ya vienen los segadores de segar de la Losilla,
descalzos y sin un cuarto, e' quebraos de las costillas.

Se remaneció a un pastor,
la Vírgen San Salvadora se remaneció a un pastor
y en altas voces decía: CARNE Y VINO AL SEGADOR!
Publicar un comentario