9.3.07

ANTE LA MANIFESTACIÓN DEL DÍA 10

- Los socialistas respetan el derecho constitucional de los ciudadanos a manifestarse libremente y a tener una opinión contraria y crítica con las decisiones que, en el ejercicio de su responsabilidad y conforme a la LEGALIDAD, adopte el Ejecutivo.

- No obstante:

  • Es la primera vez en la historia de nuestra democracia que el principal partido de la oposición se manifiesta contra la política antiterrorista del Gobierno.
  • El PP ya lo había hecho en los últimos 3 años en SIETE ocasiones apoyando las marchas de la AVT y el Foro de Ermua. Pero esta es la primera vez que convoca y organiza la marcha.
Lo que demuestra que el PP, desde que perdió las elecciones, ha basado su estrategia de oposición en atacar la política antiterrorista del Gobierno. No hay precedentes en nuestra democracia de un comportamiento como éste.

  1. Días antes y también por primera vez, el PP apoyó una manifestación contra una decisión judicial: la adoptada por el Tribunal Supremo sobre la condena impuesta a de De Juana.
  2. La manifestación del día 10, es un acto irresponsable y que demuestra que el PP ha dejado de ser un partido con aspiraciones de gobernar y va camino de convertirse en un partido anti sistema
- El PP debería reflexionar Qué habría ocurrido si la oposición se hubiera manifestado cuando ellos:


--> En 1996 acercaron 43 presos a cárceles próximas al País Vasco, para intentar que ETA liberara a Ortega Lara

--> En 1998 acercaron a 120 presos de ETA a cárceles próximas al País Vasco. Entre ellos Iñaki de Juana Chaos que fue trasladado desde la cárcel de Melilla a una prisión de la península

--> En 2002 concedieron 350 días de redención de penas a De Juana por escribir un libro en el que insultaba al Gobierno, defendía la lucha armada y amenazaba a los funcionarios de prisiones

--> En 2002 el concejal socialista Juan Priede fue asesinado por el etarra Iñaki Bilbao, que había sido liberado anticipadamente por el Gobierno del PP en el año 2000, cuando sólo había cumplido 17 de sus 52 años de condena.

  • La gran paradoja de la manifestación del próximo sábado es que el PP la convoca contra lo que hizo centenares de veces estando en el Gobierno
  • La crispación que fomenta el PP responde a una mera estrategia política:
--> No admiten que ya no gobiernan

--> Todo lo que no han ganado en las urnas democráticamente, lo van a intentar ganar en otros ámbitos, creando ese clima de crispación

Para ello, no les ha importado ir de la mano de la extrema derecha y sus símbolos preconstitucionales. De hecho, la manifestación viene precedida de numerosas concentraciones no autorizadas –algunas ante sedes institucionales-, en las que se han proferido graves acusaciones e insultos contra miembros del Gobierno y cargos públicos del PSOE.

Todo esto ha sido alentado desde el PP. Incluso su máximo representante se ha atrevido a realizar un llamamiento a la rebelión ciudadana.

Su interés en elevar el nivel de crispación, de fomentar una mayor fractura social, les ha llevado a apropiarse y a utilizar símbolos que son de todos, para convertirlos en símbolos de división. Así ha ocurrido ahora con el lazo azul y antes con el uso de la bandera de España y del himno nacional.


EL GOBIERNO DEL PP Y LA “EVOLUCIÓN POSITIVA” DE IÑAKI BILBAO

LOS DATOS

* En 1983 el etarra Iñaki Bilbao fue condenado a 52 años de prisión por diferentes delitos terroristas, de los que sólo cumplió 17. Ignacio Bilbao Goikoetxea, conocido como Basur, empezó a cumplir su condena el 6 de julio de 1983 y salió de la cárcel el 28 de septiembre de 2000, siendo ministro del Interior Jaime Mayor Oreja, vicepresidente primero del Gobierno Mariano Rajoy y ministro de Justicia Angel Acebes. Un año y medio después asesinó al concejal socialista de Orio, Juan Priede, un crimen por el que se encuentra actualmente en prisión.
* Durante el cumplimiento de su primera condena, el Gobierno de Aznar concedió a Bilbao diversos beneficios penitenciarios:

-En diciembre de 1997, el etarra fue trasladado por el Gobierno del PP desde la cárcel de Tenerife a la de Almería. Este acercamiento se produce en plena ofensiva etarra, cuando sólo habían transcurrido cinco meses desde el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco. En ese momento, Interior decidió añadir otros 15 miembros de ETA a la lista de 45 que ya había acercado al País Vasco, y entre ellos incluyó a Iñaki Bilbao Goikoetxea.

-El Gobierno del PP justificó el traslado de estos 15 etarras en un comunicado aduciendo dos motivos: la "individualización del tratamiento" a los presos, destinado a tutelar "el derecho de los internos del colectivos terrorista a desmarcarse, si lo desean, de los dictados" de ETA; y el "acercamiento individualizado" en función de "la evolución del interno, puesta de manifiesto en el rechazo a los postulados de la banda terrorista y el abandono de los planteamientos que lo llevaran a delinquir".

-En otras palabras, en diciembre del 97 el Ejecutivo de Aznar acercó al Pais Vasco a Iñaki Bilbao –y a otros 14 etarras- por su “evolución” positiva, al considerar que había roto con ETA y con la violencia.

-Sin embargo, ese "tratamiento individualizado" soslayaba que Iñaki Bilbao protagonizó varios incidentes graves en la cárcel de Tenerife. Pese a ello, el etarra fue traslado en diciembre de 1997 de la cárcel de Tenerife a la de Almería.

-Su comportamiento en la prisión de Almería tampoco mejoró. En diferentes ocasiones, según fuentes penitenciarias, se encaró y amenazó a los funcionarios del centro, que para evitar represalias no presentaron denuncia formal, pero sí informaron a sus superiores.

-Sin embargo, el Gobierno del PP tampoco tuvo en cuenta en esta ocasión la actitud violenta de Bilbao y el 7 de septiembre de 1999 el etarra fue premiado nuevamente con otro acercamiento a Euskadi, esta vez a Ocaña (Toledo). En ese momento, ETA llevaba un año en tregua, pero empezaba a dar señales de que se disponía a volver a atentar. Tras la reunión que los emisarios de Aznar habían celebrado con la banda en Zurich, en mayo de ese año, la cúpula etarra había comunicado al Ejecutivo que no habría más contactos, y el presidente inició una estrategia de apaciguamiento que se plasmó en el traslado de 105 presos terroristas a cárceles vascas o próximas a Euskadi. Entre ellos, Bilbao.

- El Ministerio del Interior, dirigido por Mayor Oreja, basó esta medida en que los internos habían cumplido "una parte importante de la condena" --16 años de una pena de 52, en el caso de Bilbao-- y presentaban "una conducta normalizada".

* Finalmente, Bilbao recobró la libertad el 28 de septiembre de 2000, siendo ministro del Interior Jaime Mayor Oreja, habiendo cumplido 17 de los 52 años de cárcel a los que había sido condenado. Como otros 63 etarras con graves condenas, Interior le permitió redimir buena parte de su condena.

EL RESULTADO

· Pese a los beneficios penitenciarios y el trato benevolente que Iñaki Bilbao recibió por parte del Gobierno de Aznar -quien llegó a atribuirle una conducta normalizada, una evolución positiva y un desmarque de ETA y de la violencia-, el 21 de marzo del 2002 el etarra volvió a matar y asesinó de un tiro en la nuca a Juan Priede, el único concejal socialista de Orio, Guipúzcoa.

· Ahora, ya sin beneficio alguno, Iñaki Bilbao cumple una condena de 45 años de cárcel.

Perfil en Technorati
Publicar un comentario