6.1.06

Vuelven los fascistas de la Guerra Civil


Me ha cabreado demasiado el que un general del ejército español, a estas alturas de democracia -nunca ha estado mejor considerado el ejército que ahora- se salte al Tribunal Constitucional y al propio Gobierno español y diga que si se aprueba el Estatuto de Autonomía de Cataluña tendría que intervenir el ejército. Vamos, que es un intento de golpe de estado en toda regla, lo dijo en su discurso el día de la Pascua Militar. Tendría que actuar la Fiscalía General del Estado para ver si es delito esa manifestación del general Mena Aguado.

Y el PP se lo tendría que hacer mirar, porque se ha desmarcado de todos los partidos políticos españoles para no condenar ese discurso, ningún general puede usurpar las funciones del Tribunal Constitucional, que es el único órgano encargado de decir si se sobre pasa la Constitución con un estatuto de autonomía. Tampoco hay militar alguno que legalmente pueda decidir si invadir un territorio, bien sea nacional o extranjero, esa es competencia del Gobierno y del Parlamento.

De verdad, aún sigue habiendo personajillos que quieren hacerse los importantes hablando en nombre de la Constitución pero pisoteándola sin miramientos cuando las decisiones de los parlamentos no les gusta. Esta actitud me recuerda irremediablemente a la época de Franco, hay que decir las cosas claras, y espero que el Ministro de Defensa esté atento a lo sucedido y le mande a la calle, no se puede consentir este tipo de declaraciones, esta gente sobra en el ejército español si de verdad quieren que sigamos teniendo fe en él los ciudadanos, pero estas actitudes nos hacen dudar mucho mucho.

Publicar un comentario