14.1.06

Una pregunta sobre Batasuna

Seguro que hay muchas más preguntas que hacerse sobre Batasuna, pero en estos momentos me gustaría hacer una pregunta a la sociedad, no a los políticos, a los ciudadanos normales y corrientes para saber qué opinan. La pregunta en cuestión es la siguiente ¿qué es mejor dejar que se junten a hablar sobre su futuro y prohibirlo y que la única manera de comunicarse sea como la que han mantenido hasta ahora, con atentados terroristas?.

Pienso que no se pierde nada por dar una oportunidad al diálogo, decir a Batasuna todas las demás fuerzas políticas de manera conjunta: os permitimos reuniros sin aplicar la ley de partidos -si realmente esta ley se lo prohibe- pero con la mirada puesta en un debate que concluya en el fin de la violencia, que los asistentes a la reunión debatan primero ese punto, luego los que tengan programados para el acto.
Creo que esa es la actitud que se podría mantener desde los partidos que componen el Parlamento, no es nada alocado, y sería una muestra inequívoca de voluntad de acabar con el terrorismo para siempre. Dar una oportunidad al debate interno en ese partido ilegalizado daría la suficiente fuerza al Estado para que no pongan excusas los terroristas, para que vena una actitud favorable desde uno de los lados de la sociedad, quedaría que ese otro lado diera otro paso en ese sentido, el que todos esperamos. Si no son capaces de llegar a una solución que no pase por seguir cometiendo atentados, entonces se terminó la voluntad de convivir con ellos, y tocaría seguir apostando por la lucha desde la legislación y el control policial. Pero creo que tenemos una ocasión tan clara e importante como nunca de solucionar el terrorismo nacional para siempre, algo que sí desean todos los vecinos.

He de decir, que en estos momentos, me parece más favorable que desde Batasuna se dé un paso a favor del abandono de la lucha terrorista que desde el PP se vengan al lado del Gobierno y apoyen esa concesión que mencionaba más arriba, me parece que se sienten más cómodos con la lucha contra el terrorismo que con su desaparición, por cruel que parezca pensar así, da toda la impresión.

Publicar un comentario