4.8.14

¿Dónde estabas la noche del 1 de agosto de 1990?


Hay veces que la memoria deja grabados recuerdos, por alguna razón que desconozco y que no me importa que lo haga, de una menara más especial que otros. Contaré un poco el sentido de esta entrada.

En la imagen estoy con mi amiga y querida Conchi, diré el nombre con el que la conozco desde que íbamos al instituto, aunque ella es más joven de edad y se nota. Pero el recuerdo comienza la noche del 1 al 2 de agosto de 1990, hace 24 años, en la que quedamos para tomar algo, como otras muchas veces, en un bar de la localidad.
El mismo recuerdo me dice que tomamos un pacharán con hielo, por entonces no había la gama de licores que ahora tenemos y estaba muy en boga tomar pacharán, además de estar muy rico. Pero lo importante de esa noche es que mientras estábamos tomando ese licor y charlando frente al televisor del local, pudimos presenciar algo que aún hoy todavía no nos deja de horrorizar, pese a que en una cultura tan gráfica como la actual, llena de imágenes de todo acontecimiento o suceso que casi nos llegan al instante. Esa noche que quedamos a tomar algo tranquilamente comenzaron a emitir por primera vez en directo una guerra, mientras estábamos tan tranquilos tomando algo podíamos ver cómo caían bombas en riguroso directo, bombas que mataban a gente. Acaba de comenzar la "Guerra del Golfo", otra guerra por el dinero, por tener más dinero, una de la dos razones por las que actualmente se siguen haciendo guerras, la otra es por imponer las religiones.

El tiempo transcurrido y haberse ampliado la cultura visual de la sociedad no impedía horrorizarnos porque pudiésemos presenciar ese espectáculo tan obsceno, que nos brindasen en directo cómo se mataba a gente, que hubiese interés por decir a los ciudadanos de todos los países que era por nuestro bien, que era necesario hacerlo y que lo viésemos. Nos enseñan imágenes de lo que quieren, aunque afortunadamente con democratizarse el acceso a la fotografía y el vídeo cada vez es más difícil al gobierno, o mejor dicho a los intereses de turno, evitar que veamos imágenes de lo que no les interesa -nueve periodistas muertos en Gaza desde el inicio de la ofensiva israelí-. Si ahora nos parece muy habitual, debemos pensar de nuevo en el acontecimiento que se produce: nos muestran cómo mueren personas, no debemos permanecer tan impasibles e insensibles como si se tratase de una película, es la realidad.

Pese a ser época en la que tiene muchas citas, compromisos y también tiene que librarse un poco del cansancio de su ajetreo diario, Conchi no dudó -gracias- en aceptar la cita para "celebrar" de alguna manera esos 24 años y pese a que salió a relucir repetir dentro de 24 años, espero que durante el tranquilo invierno podamos sentarnos sin prisa alguna y poder tomar algo charlando de estos y otros recuerdos más cercanos.

Afortunadamente ese mismo año cuenta con efemérides muy significativas e importantes porque fue cuando se liberó a Nelson Mandela, termina la dictadura de Pinochet, llega la unión de las dos alemanias, Lech Walesa es nombrado Presidente de Polonia y dimite Margaret Thatcher.
Publicar un comentario