9.6.09

Todos en el mismo barco para bien o para mal

Entonces, cuando se aclare todo lo de la financiación ilegal, si alguien resulta condenado es como si condenaran a todo el partido. Por esa misma lógica deberían dimitir todos los cargos públicos electos, desde el presidente del partido hasta el último concejal del pueblo más pequeño. Todos en el mismo barco, todos se salvan o naufragan.
Publicar un comentario