15.4.08

No comprar a desconocidos

Si hay algo por lo que no paso es por los vendedores callejeros ocasionales que van freciendo gangas, aprovechándose de la gente. Hace poco pasaron un par de chicas jóvenes ofreciendo cuatro relojes en su estuche (una de caballero y otro de señora en cada uno) por 20€, una ganga.
La principal razón para no hacerlos caso y no animar a comprarles lo que vendan es que los objetos pueden proceder de robos, y si no tienen salida los objetos robados, no interesaría robarlo, algo lógico. Otras razones son más colectivas, pues nunca ofrecen factura por estos objetos, ni tienen licencia fiscal para ejercer la actividad, ni seguro que están dados de alta en la Seguridad Social, por lo que todos perdemos si se siguen permitiendo estas actividades, que, además, hacen una competencia demsadiado desleal contra los comercios que tienen todo legalizado y no son amparados en muchas ocasiones ante estos vendedores ambulantes ocasionales. Por eso, mi recomendación: jamás comprar objetos a desconocidos y menos si no te ofrecen una factura legal, aunque estas se pueden falsificar. Por eso, mejor acudir a un comercio ante el que vas a poder ejercer tus derechos como cliente, pero que tendrás la garantía de que estará ahí, en su comercio, ante posibles reclamaciones.
Publicar un comentario