26.1.08

No puede representar a España quien desprecia a otros países por su tamaño

Recientemente hemos tenido en España una reunión sobre la idea, respaldada por la ONU, de Rodríguez Zapatero de la Alianza de Civiizaciones.

Este tipo de reuniones, aunque en este caso sí contaba con la aportación de recursos económicos, se basaban máás en la ideología, en estructurar la hoja de ruta a seguir por todos para que lleve a buen fin esta alianza. Es decir, se hacen las reuniones desde el punto de vista positivo, con la mira fija en la PAZ para todos.

Pero tenemos como candidato a la presidencia del gobierno español a alguien que dice estas palabras sobre algunos de los presentes en esa conferencia: "Hoy hay una reunión en Madrid a la que asisten mandatarios importantes: los presidentes de Finlandia, de Eslovenia, de Malasia, de Argelia y el propio señor Rodríguez Zapatero", en modo irónico, claro.

Nadie se puede burlar de esos países y menos pretender ser presidente de un país que luego va a tener que reunirse con los representantes de esas naciones dentro del márco de la política internacional. Menospreciar de esa manera a los representantes de unos países, y con ello de sus ciudadanos, estaría lo suficientemente justificado para que presentara su dimisión y dejase su hueco a otras personas que no se rían de otras naciones porque no compartan una idea, máxima cuando esta idéa está pensada en buscar la PAZ, como si Mariano Rajoy no quisiera que haya PAZ en el mundo, que "alomojó" es eso.
Publicar un comentario