12.3.06

¿Quién quiere realmente la Paz?


Llevamos ya más de 1.000 días sin muertos por atentados de ETA, pero eso no significa que hayan cedido en su lucha armada, porque siguen poniendo bombas.

Parece que estamos en una prepaz, en la antesala de conseguir que llegue la Paz y se acaben los atentados terroristas, pero ¿Quién quiere realmente que haya Paz? ¿A quién beneficia esa Paz de producirse?

Beneficiados

Por un lado, socialmente está claro que a quien más beneficia es a los ciudadanos, a la sociedad española, a todas y cada una de las diversas sociedades que forman nuestra vida cotidiana, a los ciudadanos normales. Esto es lo importante y por quién hay que hacer cualquier esfuerzo para conseguirla.

Políticamente la Paz beneficia, claramente, al Gobierno de la Nación, porque es un punto importante para cualquier gobernante el conseguir la pacificación absoluta en todo el Estado, para es son elegidos, entre otras muchas razones, por los ciudadanos.

Perjudicados

Políticamente quedarían fuera de juego quienes se dedican a poner zancadillas a conseguir la Paz. Tenemos como ejemplo al PP, quien no hace más que poner trabas a conseguirla, no hace falta explicar cómo, lo tenemos a diario en los medios de comunicación.

Quien también saldría perjudicada es ETA, la sociedad vasca más afín a sus pretensiones también se cansa de atentados, de que extorsionen a sus propios ciudadanos, de acabar con la convivencia pacífica y que se siga matando a personas, todas inocentes, eso seguro. Debemos recordar que ETA sigue colocando bombas, con una intensidad inusual, actitud que para algunos, como Otegi, no es poner trabas al proceso de paz, aunque sí consideran que se le perjudica si la fiscalía decide meterle en prisión por ir contra la ley. Es decir, si la Justicia actua según las reglas que todos nos hemos dado durante estos años de democracia se pone en peligro la posibilidad de conseguir la Paz en Euskadi, pero poner bombas es algo normal y que no afecta en nada la posibilidad de entrar en nociaciones ETA y el Estado español, gran incongruencia la que demuestra Arnaldo Otegi.

Hay colectivos que también ponen mucho de su parte para que no se consiga la Paz, podemos citar a la AVT, que no da la impresión estar más contenta con atentados con los que conseguir adeptos a la asociacion que con el fin de los asesinatos y por lo tanto, la imposibilidad de que se afilien a la asociación por lavía de la desgracia. Otro colectivo que últimamente se ha sumado a zancadillear el proceso de Paz ha sido la CEOE, por medio de su presidente.

Conclusión

Ante todo esto, los ciudadanos tenemos que tener claro y recordar siempre quiénes son los que intentan conseguir la pacificación de Euskadi y quiénes apuestan por la crispación, por el entorpecimiento de la labor del Gobierno, por la radicalización de posturas como único método de cosegir la Paz, camino claramente erróneo si repasamos a historia de los últimos años.

Por otro lado, parece que hay una cierta connivencia entre ETA y PP-AVT-CEOE, una cierta relación de dependencia, como el Ying y el Yang, que no puede existir el uno sin el otro, se necesitan para existir.

Todo esto dicho con el máximo respeto a todas las víctimas, tomadas individualmente como personas, fuera de asociacionismos y pertenencias a partidos políticos.

Publicar un comentario